19 septiembre, 2011

LA REFLEXIÓN DEL LÍDER

Cualquiera sea su llamado particular, el sacrificio particular que Dios le pide que haga, la cruz particular que Él desea que abrace, cualquier sendero particular que Él quiere que usted pise, ¿puede levantarse y decir en su corazón, “Sí, Señor, lo acepto, me someto, cedo mis derechos, caminaré por ese sendero, seguiré esa Voz, y confiaré en Tí y aceptaré las consecuencias?”. En verdad, ninguno de nosotros sabe qué es lo que Él nos pedirá luego, pero podemos estar seguros en Sus Manos. Catherine Booth.

Mahatma Gandhi, dice: nosotros debemos llegar a ser los cambios que queremos ver en el mundo.

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =