23. Ofrenda Sacrificial

Lee en tu Biblia el siguiente pasaje en voz audible

2 Samuel 24:18-25

Memoriza este versículo

Hebreos 13:16 ‘Y no olvides hacer el bien y compartir con otros , porque Dios se complace de esos sacrificios’. 

Conversación posterior a la lectura

¿Es correcto afirmar que si nuestras ofrendas no nos mueven tampoco moverán a Dios?`

Asignación previa al siguiente encuentro

entrega algo valioso de manera que el Reino de Dios sea extendido.

Trabajo Práctico

enumera la mayor cantidad posible de personas en la Biblia que hayan entregado ofrendas de sacrificio.

Medita cuidadosamente en cada una de las palabras del siguiente pasaje

Filipenses 4:18

 

En la sección concerniente a los diezmos, se arguyó que uno de los principios recomendables a seguir era el de diezmar de lo primero y lo mejor que recibiésemos.  Habiendo establecido que las ofrendas es dinero adicional que entregamos, esta sección habrá de expandir el tema de las ofrendas al presentar un buen principio concerniente a ellas: el principio del sacrificio.  Alguien acertadamente ha dicho que si nuestras ofrendas no representan o significan mucho para nosotros, entonces tampoco lo serán para Dios.

La Biblia constantemente menciona sacrificios y en su mayoría se refieren a sacrificios en el contexto de entregar algo con valor económico.  Pareciera que Disonó puede resistir a la tentación de derramar sus bendiciones cada vez que alguien desafiando el egoísmo humano se atreve a hacer un sacrificio en su nombre.  Cuanto más damos, más seremos recompensados por ello.

El tamaño de la ofrenda monetaria de un creyente es puramente un asunto entre él y Dios, por lo que la Biblia no establece reglas específicas;  sin embargo todo pareciera indicar que la tendencia es a entregar importantes sumas de dinero, algo que represente un sacrificio tanto a los ojos del dador como a los ojos de Dios.

El mejor ejemplo de lo que significa entregar una ofrenda de sacrificio a Dios, es el ejemplo que nos dejó Jesús al entregar su propia vida para expiar nuestros pecados y los pecados del mundo. Efesios 5:1 dice, ‘Sed imitadores de mí como yo soy imitador de Cristo, por lo tanto como amados hijos de Dios vivid una vida de amor, tal como Cristo nos amó y se dio a sí mismo por nosotros como ofrenda fragante y  sacrificio para Dios’.

Jesús mismo conoce qué significa dar una valiosa ofrenda y sabe bien a lo que nos ha llamado a hacer pues él mismo lo ha hecho al punto de entregar su propia vida.  Hemos visto previamente que la pobre viuda cuya historia esta registrada en Marcos 12:41-44 ciertamente había dado una ofrenda que representaba un verdadero sacrificio; la Biblia registra que dio todo lo poco que le restaba para vivir en el plato de la ofrenda.  Tal como en el caso de la vida toda ofrenda que represente un sacrificio no pasará desapercibida para el cielo, sino que el mismo Hijo de Dios la verá.

El rey David fue uno de los reyes más generosos que la Biblia registra y esta regla de que el ofrendar debe ser resultado de un sacrificio es algo que él ejemplificó en su propia vida.  En 2 Samuel 24, después de una serie de errores que culminaron en el registro del censo de su ejército, David incurre bajo en la ira de Dios y como resultado él ruega misericordia y consecuentemente recibe instrucciones de construir un altar a Dios sobre la era de Araunah.  Él sabiamente declina la oferta de recibirla de regalo y abiertamente declara en el versículo 24 ‘No, insisto que debo pagarte por ella.  No sacrificaré al Señor mi Dios una ofrenda que no me ha costado nada’.

Sin duda, una de las iglesias preferidas por el apóstol Pablo era la iglesia de los Filipenses y su carta a los filipenses esta llena de amor, gozo y compañerismo para con los creyentes de la misma.  Filipenses capítulo cuatro es uno de los grandes capítulos de la Biblia y Pablo señala en el mismo que una de las características de esa iglesia era su marcada generosidad, además de ser la única iglesia que apoyaba su labor misionera a través de sus ofrendas durante sus viajes.

Es probable que los Filipenses trajeran sus diezmos a la iglesia y que además recolectaran una ofrenda regularmente a favor de Pablo.  La naturaleza sacrificada de dichas ofrendas queda reflejada en el comentario que Pablo cuando en el versículo 18 se refiere a los filipenses como aquellos que ‘Son una ofrenda fragante. Un sacrificio aceptable y agradable para Dios’.

Otro notable ejemplo de entrega de algo de gran valor con sumo sacrificio es el ejemplo que nos llega a través de Maria quien trajera un costosísimo perfume para ungir a Jesús.  La historia está relatada en Juan 12:1-6. Allí Maria entrega un regalo al mismísimo Hijo de Dios, el verso 7 muestra que este regalo le fue posible hacerlo pues había ahorrado para poder costearlo.  Más aun, el valor del perfume que ascendía a 300 denarios representaba casi un ano de salario, pues según Mateo 20:2 por cada jornada laboral un empleado percibía un denario diario.  Esta gran ofrenda de sacrificio no pasa desapercibida a los ojos de Jesús, y la Biblia registra regalo como algo de gran valor a la vista del Hijo de Dios.

El mismo principio en cuanto a lo que representa una ofrenda sacrificial es ampliado por el escritor del libro de los Hebreos cuando dice, ‘Y no olvidéis de hacer el bien, y de compartir con otros, porque de los tales sacrificios Dios se agrada’ (Hebreos 13:16). Note una vez más que el contexto aquí es nuevamente financiero; se refiere a compartir nuestros bienes y dinero.  Y el término sacrificio que usa la Biblia declara que Dios se complace cuando el pueblo de Dios hace sacrificios.  Tal vez, a veces te preguntes ( y aun temas) si Dios se complace con tu vida espiritual y si estas haciendo lo que Dios te ha llamado a ser y hacer en el área de tus finanzas. Si estas diezmando y pagando tus ofrendas de sacrificio de acuerdo a Hebreos 13:16, y si Dios se complace con lo que haces.  Considera tu vida y pídele a Dios que traiga convicción a tu corazón.

Tal vez el mejor ejemplo bíblico de lo que es una ofrenda sacrificial se encuentre en la iglesias macedónicas a las que se refiere 2 Corintios 8:1-6 las cuales contribuyeron a favor de los empobrecidos santos de Jerusalén.  Su ofrenda es registrada como excepcional pues la Biblia revela tres hachos notables con respecto a la misma.

  1. Ellos ofrendaron con GOZO! (verso)
  2. Ellos dieron por encima de su capacidad de dar (versículo 3)
  3. Ellos entregaron con sentido de urgencia rogando que se les permitiese hacerlo (versículo 4)

Tristemente hoy son muy escasos los ejemplos de quienes ruegan poder poner sus bienes al servicio de Dios, pero los macedonios lo hicieron y su testimonio quedo registrado para las generaciones que habrían de seguirles. Raramente hoy alguien predica acerca del lugar que ocupan las ofrendas de sacrificio o aun practica este tipo de ofrenda.  En general los pastores ya sea por miedo a ofender o por no molestar a la congregación, no hablan de asuntos financieros lo que es lamentable considerando cuántas referencias bíblicas hay en cuanto a esta practica.

Entregar una ofrenda que sea un sacrificio para nosotros probablemente sea algo difícil, pero los macedonios no sólo rogaron que se los dejara ofrendar sino que lo hicieron con gozo.  Es claro que estos creyentes habían alcanzado un nivel de confianza y generosidad en su Dios que pocos habrán de conocer y sin embargo que privilegio deber ser el llegar al punto que ellos arribaron y experimentar así la fe.

Finalmente,  en el primer capítulo del libro de Malaquías el Señor expresa su disgusto y desapruebo por los sacrificios tétricos que le estaban siendo presentados, y concluye en el versículo 14 diciendo ‘Porque yo soy un gran Rey, dice el Señor todopoderoso, y mi nombre deberá ser reverenciado entre todas las naciones’’.  Dios muestra especial interés en nuestras ofrendas pues ellas revelan nuestro amor, miedo y reverencia hacia él.

Tristemente para muchos cristianos el monto de sus ofrendas refleja cuán esporádicamente caminan con el Señor.  Déjame preguntarte, ¿ es tu Padre celestial honrado cuando dejas tu ofrenda en el platillo?  ¿Representan tus ofrendas un verdadero sacrificio? ¿Muestran tus ofrendas que tienes una relación seria y profunda con Dios?

Mucha gente mundana esta dispuesta a pagar una alto precio por un objeto que consideran de alta calidad – de la misma manera que la calidad y excelencia son altamente preciadas a los ojos del mundo, la excelencia, gloria y majestad de Dios también debe movernos a querer expresarla con una alto valor monetario en nuestras ofrendas.

Concluyendo entonces, y con relación a la pregunta inicial de cuánto debiéramos ofrendar, varias son las cosas que podemos decir.  En el Antiguo Testamento con la introducción de la ley, la gente de Dios fue llamada a diezmar, y siguiendo las Escrituras en su conjunto, queda claro que ese llamado a se aplica a todas las Fuentes de ingresos que percibamos, y esto incluye áreas como el ganado, frutas, aceite, y vino nuevo.  un cuando la Biblia no es abierta y explicita en este asunto para los que vivimos bajo el Nuevo Pacto, es sin embargo posible deducir y concluir que este principio sigue vigente, y que el Nuevo Testamento también habla de diezmar y ofrendar de la misma manera que lo hace el Antiguo Testamento.

 

Una Casa de Oración Para las Naciones Necesitadas

Oren por Chile

5,211,294 personas, en su mayoría católicas Católicos en declive y los evangélicos atrapados por la falta de unidad, por la rivalidad y por la introversión.

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés Indonesio