25. Trabajo Misionero

Lee en tu Biblia de manera audible: Romanos 15:23-24

Memoriza este versículo

1 Corintios 16:6 “Tal vez quede con vosotros por un tiempo, o aun pase aquí el invierno, de manera que podáis ayudarme en mi viaje’.

Discusión posterior a la lectura

¿Por qué Pablo a menudo escribía a las iglesias esperando completo apoyo financiero para sus viajes misioneros?

Asignación previa al siguiente encuentro

Como grupo, ofrenden a un misionero o alguna organización misionera.

Trabajo práctico para obtener el diploma

Escriba acerca del papel que jugaron las diferentes iglesias que apoyaron a Pablo en sus expediciones misioneras.

Medite cuidadosamente en cada una de las palabras del siguiente texto

Romanos 10:15

 

En la sección que sigue a continuación, consideraremos una de las preguntas más frecuentes con respecto al diezmo: ¿En qué lugar debiéramos depositar nuestros diezmos?  Desde el principio cabe aclarar que la Biblia nos ha dejado varias indicaciones en cuanto a cómo debiéramos invertir nuestro dinero, sin imponer ningún principio de manera dogmática al respecto.

Hay quienes arguyen que las ofrendas debieran ser llevadas a la asamblea local, y tal y como consideraremos más adelante, en un mundo ideal, ésta no es una mala idea.

Sin embargo, mientras los pastores y ancianos cuidadosamente instruyen a sus miembros que deben diezmar en las iglesias, raramente indican qué es lo que la iglesia local hace una vez recibidos los diezmos.  La razón es simplemente porque la mayoría de las iglesias no están llevando a cabo el mandato divino en cuanto a su uso.

Cabe esperar entonces que los aquellos cristianos que han sido enseñados a diezmar toda su vida en las asambleas locales y que sistemáticamente lo han hecho, también cuestionen los frutos de sus congregaciones y a dónde se destinan los diezmos.

No existe justificación bíblica para diezmar a aquellas iglesias que desobedecen, o que sus frutos revelan que no están haciendo nada para el avance de la causa del Reino de Dios; y es más, en muchos casos incluso la obstruyen.  Millones de dólares están aprisionados en iglesias egocéntricas, y la gente ciegamente continúa llevándoles sus diezmos, tal vez Dios tiene un mejor plan para tus diezmos que el  perpetuar tu apoyo a quienes no le honran.

La primer área a considerar en cuanto a dónde colocar tus diezmos, es la de la Gran Comisión que Jesús le dejó a la iglesia a medida que ascendía a la derecha de la majestad celestial, y que consiste en llevar el Evangelio a aquellos grupos étnicos, culturas y lenguajes que no han escuchado las Buenas Nuevas aún.  Alguien acertadamente dijo que nadie debiera escuchar el Evangelio dos veces mientras haya aún quienes no lo han oído ni siquiera una vez.

Consecuentemente la tarea principal de la iglesia es la de llevar el Evangelio a aquellos que no lo han recibido todavía.  No es un secreto muy guardado que las iglesias en Occidente gastan importantes sumas de dinero en ellos mismos cuando claramente Jesús no esta esperando que sean los occidentales a los que les toque recibir el Evangelio.

Más aún, lo poco que se invierte en evangelismo, se pone al servicio de la salvación de la gente de la localidad de la iglesia, entre aquella gente que ya  tiene la Biblia disponible, iglesias y cristianos.

Evangelizar el área local es sin duda necesario, pero la prioridad debieran tenerla aquellos que no han oído el Evangelio todavía.  Permitamos que cada pastor de cada iglesia haga de esto su principal objetivo y Dios habrá de bendecir el trabajo en casa.

Cuando las iglesias pongan la Gran Comisión como prioridad, entonces el Gran Comisionador tomará los asuntos de la misma bajo su dirección y los guiará a puerto seguro.  Claramente, la evangelización de los pueblos y gentes  nalcanzadas, es el principal factor a considerar a lo hora de decidir dónde se deben invertir  los diezmos.

El apóstol Pablo era un hombre que ciertamente creía que el trabajo misionero debía ser sostenido por el cuerpo de Cristo: su iglesia.  Las tres citan que se señalan a continuación así lo prueban, pues señalan que estando él sus viajes misioneros les dejó saber a los creyentes que esperaba de su apoyo financiero para solventar sus travesías, por lo que escribió inequívocas y abiertas declaraciones al respecto.

Contraste la actitud decidida de Pablo, quien claramente esperaba apoyo financiero de las iglesias que lo asistieran en sus viajes, con la actitud defensiva y tímida de muchos pastores y lideres de iglesia cada vez que les toca dirigirse a sus congregaciones con el pedido de ayuda para sostener el trabajo misionero.

Debiera ser el derecho, gozo y privilegio del pueblo de Dios promover el trabajo misionero, y aquellos que buscan fondos para llevar a cabo su llamado  visionario misionero no debieran sentirse avergonzados, o intimidados al buscar el aporte de sus hermanos.

Romanos 15:24  ‘Espero visitarte al pasar por allí, y que me asistas con mi viaje, después de haber disfrutado de tu compañía por un tiempo’.

1 Corintios 16:6 ‘Tal vez permanezca con vosotros por un tiempo, o incluso pase el invierno, de manera que podáis proveer para mi viaje misionero doquiera que vaya’.

2 Corintios16 ‘He planeado visitarte en mi viaje a Macedonia, de manera que puedas enviarme por mi camino’.

El ministerio de quienes envían es tratado en la sección siguiente, junto con el don de la dadiva y habrán entre quienes sirvan aquellos que  tengan ministerios de apoyos a misioneros y al trabajo misionero.

Mientras que no todos hemos sido llamados a servir como “enviadores” sí se nos exhorta a jugar un papel importante en administración el evangelio entre aquellos que no lo han oído.  Este es nuestro privilegio y gozo; y una invitación abierta a cada cristiano que desee llevar las Buenas Nuevas hasta los confines de la Tierra.

Una Casa de Oración Para las Naciones Necesitadas

Oren por Colombia

42,321,361 personas, importante crecimiento de iglesia.País secuestrado por carteles de drogas, paramilitares y guerrilleros de extrema izquierda.

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Also available in: Inglés, Indonesio