31.  Los Amantes Son Los Dadores

Recursos gratuitosHaciendo las noticiasLa pagina de inicio Haciendo conocer Escuela de Evangelismo Escuela de Mision Poesía cristiana gratuita Literatura gratuita Libros gratuitos Haciendo lideres Escuela de Discipulado Escuelas de Liderazgo Crecimiento de Iglesia Abra su propia EscuelaHaciendo una diferencia Banco para los Pobres Negocios para Misión La Fiesta para los PobresHaciendo la vidaEl foro de dinero Levantamiento de apoyoHaciéndolo posible La Fundación DCI

Ediciones Anteriores  

Haciendo contacto Quienes somos nosotros El pastor en-línea Contactenos Apoyenos  

El Movimiento DCI En cinco continentes Respondiendo al llamado a los perdidos los últimos los desatendidos; y abierto para todos, desde 1987.Estas paginas en 16 lenguajes mas

  La Escuela de la Economía del Creyente

31. Los Amantes Son Los Dadores

The DCI Logo3,000 paginas gratuitas       

Lee en tu Biblia esto en voz alta: Mateo 22:37-40 

Memoriza este verso: 1ª Pedro 4:8 “ante todo, tened entre vosotros ferviente amor”. 

Después comenta esto: Lo que realmente significa amarse los unos a los otros como Jesús lo mandó. 

Practica esto antes del siguiente estudio: Encontrar a alguien en quien depositar el amor de Dios. 

Tarea escrita: Escribe una plana haciendo la relación entre una persona amorosa y otra bondadosa. 

Medita palabra por palabra del siguiente verso: 1ª Corintios 13:13.

 

Habiendo establecido que el dinero es una vara de medir entre Dios y nosotros, que podemos usar para examinar nuestra vida cristiana; esta sección mostrará que hay una parte más importante en nuestras vidas que el dinero, esto es el amor.  La Biblia dice cosas sorprendentes acerca de la necesidad de los cristianos para expresar el amor que seguramente nosotros estaremos supremamente envueltos en saber si este es el caso en nuestra realidad diaria – como lo demuestra la siguiente Escritura.  En ella aparecería un punto de unión exacto entre los que aman y los que dan y la Biblia proyecta la idea de que los que aman son dadivosos y quien de nosotros mas ama es el que más da. 

Amor es la fuerza más grande en el mundo

1ª Corintios 13:13 “Y ahora permanecen: la fe, la esperanza y el amor, estos 3; pero el mayor de ellos es el amor”

La naturaleza misma de Dios es amor

1ª Juan 4:8  “Dios es amor”

El mundo reconocería a los discípulos de Cristo por su amor

Juan 13:35  “En esto conocerán todos que son mis discípulos, si tuvieran amor los unos con los otros”

Mas aun, nosotros debemos amar

1ª Pedro 4:8 “Y ante todo, tengan entre ustedes ferviente amor, porque el amor cubrirá multitud de pecados”

Jesús dijo que el mayor mandamiento es amar a Dios

Mateo 22:37 “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente”

Este es el primer y mayor mandamiento……… y el segundo mayor es amar a tu prójimo

Mateo 22:39  “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

Si ponemos juntos estos puntos puede ser establecido que el principio de todos está en Dios, cuya naturaleza misma es primeramente el amor.  Las Escrituras siguientes confirman esto y todas ellas hablan primero del amor de Dios y luego muestran la naturaleza dadivosa de Dios. La Biblia declara que Dios ama a la humanidad, pero más que esto, Dios ha provisto y demostrado su amor por nosotros dándonos de sí regalos, especialmente el regalo de darnos a su Hijo. 

Romanos 5:8 dice: “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores Cristo murió por nosotros”. La divina naturaleza de su amor no son solo palabras vacías sino una demostración concreta.   

Juan 3:16 “De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito”.

Gálatas 2:20 “Yo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó así mismo por mí”. 

Efesios 5:25 “Así como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella”. 

Cuando nos volvimos cristianos, Romanos 5:5 muestra que Dios vierte de sí mismo su divina naturaleza de amor dentro de nuestros corazones y nuestra nueva semejanza de Cristo es supremamente un amor natural.  Nosotros entonces somos un canal a través del cual Dios puede liberar este amor a un mundo herido así mismo como permitimos que la naturaleza cristiana del amor sea expresada en nuestras vidas.  Esta área suprema del amor es de tal importancia que debemos estar muy seguros (por no decir ansiosos) que nosotros estamos derramando el amor de Dios y la Biblia indica que la manera en que damos comprueba si estamos liberando el amor de Dios o no. Por ejemplo, 1ª Juan 3:17 dice: 

“Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?”.

Recuerde, Romanos 5:5 demuestra que como cristianos no tenemos un mero amor humano, aunque este sea grande, pero que va mas allá del sistema de los no-cristianos, ya que la naturaleza divina del amor de Dios en nuestros corazones será expresado en cada una de nuestras acciones cristianas.  Consecuentemente, el verso antes nos deja en claro el cuestionamiento de alguien que demanda ser un cristiano pero no da para el pobre. “¿Cómo puede el amor de Dios estar en él?”.  En el área del amor podemos argumentar claramente que la cantidad de amor de Dios derramado en nuestros corazones esté en directa relación con la cantidad de dinero que sale de nuestras manos a favor de otros. Es decir cuanto más dinero damos, mayor es el nivel del amor divino que hay en nuestros corazones y vive en acciones concretas. 

Otro punto sobre el amor divino es que uno de sus aspectos es su sinceridad 

Romanos 12:9 “El amor sea sin fingimiento” 2ª Corintios 6:6 “En el Espíritu Santo, en amor sincero”

En el capítulo 8 de 2ª Corintios, Pablo impulsa a los corintios a contribuir con las ofrendas para los santos empobrecidos en Jerusalén y él acentúa este punto respecto del amor sincero. Él abroga a ellos sobre la base que si tienen un puro amor divino, éste es vaciado desde sus corazones y eso se demostrará con su donación.  Pablo liga la sinceridad de su amor a su ofrenda financiera y discute que es un método para probar su amor.  Lo mismo se cumple para nosotros hoy – si el amor divino de Dios en nuestros corazones va entonces a ser derramado debe ser sincero en su naturaleza y la medida de esta sinceridad será el nivel de nuestro dar financiero..  

2ª Corintios 8:8 “No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro”

Un punto final sobre el amor es que la Biblia da muchas advertencias sobre esto:- a saber como dibujamos la venida de Jesús, disminuyendo el amor en las vidas de muchas personas. Por ejemplo, el discurso de los últimos tiempos, antes de su retorno a la tierra, Jesús mismo dice en el Mateo 24:12: 

 “por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará”. 

Pablo confirma las palabras de Jesús en su descripción de los acontecimientos terribles que marcarán los días finales en 2ª Timoteo 3:1-5; él enumera algunas de las cosas que la gente amará mas: 

a ellos mismos al dinero al placer (más que a Dios)

Por otra parte, él dice en el verso 3 que en los días postreros, la gente estará sin amor. En verdad, eligiendo abundar en amor y demostrarlo con el dar, un cristiano puede evitarse ser nombrado como uno de aquellos advertidos por Jesús y Pablo, de ser quienes sufren por estar sin amor.  

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Macedonia 2.023.580 personas, 63% de cristianos. La minoría musulmana necesita ser alcanzada Gran necesidad de literatura cristiana

© www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés Indonesio