33. Los Beneficios Terrenales de Ofrendar

Lea en su Biblia en voz alta

Proverbios 19:17.

Memorice éste versículo

Mateo 25-40.

Luego comentar acerca de esto

¿Cuáles son las implicancias de que Dios vea a un obsequio para uno de sus hijos como uno hacia él, personal?

Algo para hacer antes del próximo encuentro

Pida a Dios en oración que le muestre los beneficios adicionales de ofrendar.

Manifiesto escrito

Escriba a un costado los beneficios terrenales de ofrendar.

Medite palabra por palabra acerca de este versículo

Mateo 10:42.

 

La lección anterior se refería al dinero como el patrón con el cual Dios juzga nuestras vidas cristianas, esto da la pauta de que hay razones para dedicar el dinero del cristiano para el trabajo de Dios. De todos modos esta parte enumerará más razones y beneficios para ofrendar. De modo tal que si usted todavía no es un dador su corazón será persuadido a querer dar a Dios y para la extensión de su reino.

En el área de las ofrendas usted está entre dos situaciones, ofrendar fielmente de sus rentas ó ingresos todo el tiempo ( no encontré significado correcto) Consecuentemente como usted lee las razones y beneficios de ser un dador, deje que Dios le hable a su corazón para ver si usted está siendo obediente en su ofrendar ó si usted necesita comprometerse para ser un dador diligente y responsable todo el tiempo.

El mayor beneficio se radica en que cuando damos ponemos en funcionamientos las promesas que liberan las muchas y diferentes formas de bendiciones de Dios, de manera tal que estamos siempre en mejor posición para dar en el futuro. Por ejemplo tome una simple semilla de manzana y plántela, ésta producirá un árbol de manzana con 8 manzanas, cada manzana podría tener 5 semillas, así después de la semilla plantada inicialmente producirá 40 semillas más. Esas 40 semillas pueden ser plantadas y también producirían árboles con 5 manzanas con cuatro semillas dando un total de 800 semillas más. Esas 800 semillas podrían también ser plantadas y a su vez producirían árboles con 5 manzanas con 4 semillas dando un total de 16.000 semillas más para plantar.

Las eternas promesas de sembrar y cosechar están disponibles para nuestro beneficio y para liberar las muchas bendiciones de Dios en nuestras vidas. Por ofrendar nosotros mismos provocamos o permitimos que esas promesas actúen en nuestro beneficio. A través de ofrendar sembramos semillas que oportunamente regresarán a nosotros en una ola de bendiciones. Nuestra ofrenda es una inversión a futuro y como somos diligentes, consecuentes, rigurosos y fieles, tenemos derecho a confiadamente esperar las bendiciones de Dios para nuestras vidas. Si un agricultor nunca sembró semillas no podría obtener una cosecha tanto en lo terrenal como mucho menos en lo espiritual. Nosotros tampoco nunca obtendremos cosechas sino sembramos económicamente dentro del trabajo de Dios.

Una razón más para ser un dador es que dar nuestro dinero es un método por el cual Dios ve a quienes son maduros y capaces de ser entregados con dirección, unción y gracia. Esto parecería que dar es la puerta para madurar y dirigir en la vida cristiana. En Lucas 16:1-13, Jesús cuenta una parábola acerca del dinero y al final dice en el verso 11:

Si no has sido confiable en el manejo de la riqueza terrena, quién te confiará las verdaderas riquezas.

Consecuentemente si no hemos mostrado dirección, mayordomía y diligencia con toda nuestra conducta económica nosotros mismos nos descalificamos para poner a “full” nuestra potencial, nuestra verdadera unción y entrar en nuestro último destino, el Reino de los cielos.

Este es un hecho solemne que si estuviera aplicado a muchos pastores, ancianos, evangelistas y obreros, este les expondría como ineptos espirituales para las posiciones que ocupan en la iglesia. Afortunadamente algunas iglesias no permiten dentro de sus miembros a personas que no diezman con compromiso (para ocupar cargos).Esta es una muy buena regla para que los pastores implementen en la iglesia. Quizás Dios le haya dado que tenga el sueño o visión de conocer su verdadero potencial en él y cumplir el destino que él le tiene preparado. En función de esto usted debe entrar por la puerta que es su propio comportamiento económico. Si sus ofrendas y finanzas no están bien delante de Dios no puede se liberado a su destino último. A través de ser dadores maduramos, somos ungidos y dirigimos en el Reino de Dios.

Una mejor razón para dar que la Biblia revela que como damos para el trabajo de Dios y en particular al pueblo de Dios, esto parece que Dios lo toma como un favor personal, tal que cualquier cosa que hacemos por sus hijos, lo hacemos también para el Señor. Por ejemplo si tiene usted hijos y uno salió fuera del camino propio para ayudarles, usted les apreciaría y agradecería por eso y ¿esto le haría a usted pensar que nuestro padre celestial es algo diferente?. Solo mire las siguientes escrituras, cuando damos Dios considera esto un acto de amor y bondad, no solo a quien lo recibe sino también como hacia a él mismo.

No podemos dar nuestro dinero personalmente a Dios, pero cuando damos nuestro dinero en su nombre a aquellos a nuestro alrededor para ganar a otros para su reino, esto podría ser tan bueno como darnos nosotros mismos a Dios.

Proverbios 19:17 ” A Jehová presta quien da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.”

Mateo 25:40 ” En cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis”.

Mateo 10:40 “El que a vosotros recibe a mí me recibe, y el que a mí me recibe , recibe al que me envió”.

Hebreos 6:10 ” Por que Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.”

Hebreos 13:16 “Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis , por que de tales sacrificios e agrada Dios.”

Una de las más excitantes razones para dar es que podemos experimentar una real y algunas veces dramáticas intervenciones de Dios en nuestras vidas. La Biblia dice en Deuteronomio 6:16 que no debemos probar a Dios, de todos modos, la única excepción a esto la encontramos en Malaquías 3:10 dónde el Señor mismo les dice

y probadme ahora en esto , si no os abriré las ventanas de los cielos y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Quizás¿ usted nunca se ha volcado en fe y recibido maravillosas respuestas a sus oraciones’ ?. Por qué no pone a prueba la abundancia de Dios a prueba y se prepara para una sorpresa!. Cuando usted ve que Dios interviene en su vida y las bendiciones empiezan a fluir hacia usted, esto hace a Dios tan grande y tan real. Sabemos que fortalecerá su fe y podrá descansar y estar en paz sabiendo de sus bondades.

Además en 2 Pedro 1:3 muestra que Dios nos destinó para compartir en su naturaleza divina y para revelar el crecimiento de Cristo en nuestras vidas. ¿Dios es egoísta y mezquino?, Seguro que no!. Por eso Dios que amó tanto al mundo dio a su hijo Jesús Juan 3:16, o sea que se dio a él mismo por nosotros, la naturaleza divina es un regalo, nosotros a través de la ofrenda conformamos a la propia naturaleza de Jesús.

Quizás son convenientes para concluir las palabras de Jesús cuando dijo que debemos creer y poner en práctica con certeza de que él conoce que es lo mejor para nosotros. Hebreos 20:35 dice: “es más bendición dar que recibir”. No hay ninguna otra razón, entonces debemos ser dadores por que Jesús dijo que “debemos y seremos” bendecidos si lo hacemos así. De todos modos podemos ver que Jesús confirma que la vida será mucho, mucho mejor para los cristianos dadores que para aquellos cristianos que no lo son.

 

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Ecuador

12,646,068 personas,  la mayoría Católica de antes ya no es así La iglesia ha crecido muchísimo pero la lucha católica-protestante hace daño

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés, Indonesio