34. Los Beneficios

Lea en voz alta

Lucas 16:1-9

Memorizar este versículo

2 Corintios 4:18,” No mirando nosotros las cosas que se ven , sino las que no se ven, que las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”.

Hablar acerca de esto

¿Qué piensa de lo que Jesús dijo  acerca de cuando el dé la bienvenida en las moradas eternas?

Algo para hacer para la próxima vez

haga una lista de todas las personas en las cuales usted ha influenciado con su aporte económico para evangelizarles.

Manifiesto escrito

Escriba a un lado como podemos asegurar la bienvenida tan grande como sea posible en el cielo.

Medite este versículo palabra por palabra

Daniel 12: 13.

Hemos visto previamente que podemos experimentar muchos beneficios durante nuestro tiempo en la tierra cuando damos, sin embargo esta lista de beneficios  terrenales no da la plenitud de los mismos, ya que existen los beneficios celestiales.

La Biblia nos exhorta constantemente a que como cristianos no solo consideremos nuestro tiempo en la tierra, debemos también considerar nuestro último destino, el cielo.

Por ejemplo , Salomón dice en Eclesiastés 3:11“ El ha puesto también la eternidad en los corazones de los hombres”. Pablo dice en 2 Corintios 4:18 “las cosas que no se ven son eternas.” Y Filipenses 3:20 Dice” Pero nuestra ciudadanía está  en el cielo, de dónde también esperamos al salvador, el Señor Jesucristo”.

Por lo que estaremos mucho más tiempo en el cielo que en la tierra,¿ qué haremos para concentrarnos tanto en lo celestial, como en los beneficios terrenales de dar?

Quizás la equivocación más grande acerca del cielo es que todos estarán en el mismo nivel y experimentarán el mismo nivel de bendiciones, pero la Biblia lo grafica muy diferente. El primer aspecto acerca del día del juicio final es que será él mismo señor Jesús quien juzgará, en Juan 5:22 dice;”

Además el padre a nadie juzga pero ha confiado todo juicio al hijo, que todo pueda honrar al hijo así como ellos honran al Padre.

El segundo aspecto es que Jesús dice que él recompensará a cada persona individualmente por la manera que ellos hayan vivido en la tierra.

Por ejemplo Apocalipsis 22:12  dice:”daré a todos según lo que hayan hecho”, Y Mateo 16:27 dice “entonces él recompensará cada uno según lo que haya hecho”.

El apóstol Pablo confirma también la enseñanza de Jesús con respecto a las recompensas celestiales como en las escrituras siguientes. (Advierta que el derecho a juzgar es de Cristo y que ambas escrituras hablan acerca de recompensas celestiales.).

1 Corintios 3:12 “y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera heno, hojarasca, toda  obra de alguno se hará manifiesta”.

2 Corintios 5:10:”para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o malo”.

En la palabra de Lucas 19:11–27 Jesús da la idea de recompensas celestiales y da la idea de que la base de éstas es nuestro dar financiero.

Por ejemplo, en los dos sirvientes fieles que habrían manejado su dinero de maestro sabiamente se los recompensó y les fue dicho que se hagan cargo de las ciudades. Esto es una referencia al futuro reinado eterno de Dios dónde los que han servido fielmente en la tierra tendrán los lugares de liderazgo e eminencia.

Esta idea de recompensa  celestial está basada en nuestros tratos financieros y también en la parábola de los talentos en Mateo 25:14-30, “o les pondré a cargo de muchas cosas”  (verso 23).

Una segunda área en que se basan las recompensas celestiales es la de las almas preciosas y victoriosas en el reino de Dios si hemos utilizado nuestro tiempo, las oraciones y el dinero para que las personas se salven del infierno, nuestra recompensa será más grande. En el antiguo testamento también encontramos base para esto en Daniel 12:13 “

y tu  irás  hasta el fin y reposarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días”.

Por lo tanto cuanto más hemos dado en el reino de Dios y más seguros estaremos de dónde ponemos nuestro dinero. Lo más grande de nuestras recompensas celestiales será ver como nuestro dinero es como un eslabón en la cadena salvadora de los pecadores.

Suponga por ejemplo que usted da regularmente para el trabajo de los misioneros que usted sostiene económicamente y ven una cadena de cosechas de almas. Debido al hecho que los trabajadores misioneros no estarían en ese país sin su apoyo económico para cosechar las almas de los perdidos , usted tendrá una actuación en la recompensa de ver esa cosecha.

Sin embargo usted da a una iglesia  dónde no se sostienen misioneros y muy, muy pocas personas ayudan, usted tendrá muy pocas recompensas en el día del juicio final por haber invertido su dinero en una organización infructuosa.

Consecuentemente es esencialmente importante que usted invierta su dinero sabiamente tanto que se  conviertan almas  y usted no estará dando para ver poco fruto.

Jesús habló de esto en Lucas 16:9 cuando dijo: “ yo os digo ganad amigos por medio de las riquezas injustas para que cuando estas falten os reciban en las moradas eternas.

Cuando usted entra en el cielo les saludarán y agradecerán todas las personas que han sido salvas por su colaboración económica que permitió que el evangelio les haya sido dado. ¡qué día tan impresionante será para usted!, esto si ha pasado la vida invirtiendo su dinero en misioneros extranjeros  usted recibirá los saludos de personas blancas, marrones y amarillas de los fines de la tierra, quienes le bendecirán por sostener financieramente al misionero que les trajo la palabra de Dios.

Esta idea de bienvenida  celestial se tomó de 2 Pedro 1:11,” y usted recibirá una rica bienvenida en el eterno reino de nuestro señor y salvador Jesucristo”.

¿Qué sucederá si usted muere esta noche, que tipo de bienvenida recibirá en el cielo?. Habrá muchas personas de muchos continentes que lo saluden y agradezcan por su apoyo a las misiones extranjeras o un puñadito de personas solamente le agradecerán y darán la bienvenida.

Tenemos solo un tiempo corto para todos nosotros en esta tierra, deberíamos utilizar nuestro tiempo y dinero para hacer amigos para nosotros mismos para la eternidad. Usted puede invertir en misiones extranjeras y hacer muchos amigos que probablemente nunca encontrará en esta vida pero en ele día del juicio final usted finalmente se unirá con sus hermanos y hermanas.

Finalmente usted gastará más tiempo en el cielo que en la tierra, a la luz de esto deberemos procurar alcanzar el nivel más alto que podamos llegar en el cielo, incluso si esto significa renunciar a los placeres en esta tierra.

Tristemente los cristianos gastan su dinero para aumentar el placer terreno y posicionarse  en esta vida sin pensar para la vida por venir, ellos solo tienen unos pocos y cortos años para gozarlos.

El cristiano sabio procura utilizar su dinero para aumentar su nivel en el cielo y ganar tesoros celestiales como le sea posible. Es simplemente la mejor inversión en todo el universo.

Las escrituras siguientes hablan de esto y las exposiciones que dimos acumulan una base firme para nosotros mismos en el cielo.

1Timoteo 6:18,19 “Los ordeno para hacer lo bueno, para ser ricos en actos buenos y para  ser generosos y dispuestos a compartir. De esta manera (ellos) acumularán tesoros para sí mismos como una base firme para toda la eternidad”.

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Egipto

68,469,695 personas, 86% Musulmán – 13% Creyentes. La voz del Islam extremista grita fuerte y amenaza la Iglesia

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Also available in: Inglés, Indonesio