41. Sembrando Semillas Espirituales y Financieras

Recursos gratuitosHaciendo las noticiasLa pagina de inicio Haciendo conocer Escuela de Evangelismo Escuela de Mision Poesía cristiana gratuita Literatura gratuita Libros gratuitos Haciendo lideres Escuela de Discipulado Escuelas de Liderazgo Crecimiento de Iglesia Abra su propia EscuelaHaciendo una diferencia Banco para los Pobres Negocios para Misión La Fiesta para los PobresHaciendo la vidaEl foro de dinero Levantamiento de apoyoHaciéndolo posible La Fundación DCI

Ediciones Anteriores  

Haciendo contacto Quienes somos nosotros El pastor en-línea Contactenos Apoyenos  

El Movimiento DCI En cinco continentes Respondiendo al llamado a los perdidos los últimos los desatendidos; y abierto para todos, desde 1987.Estas paginas en 16 lenguajes mas

  La Escuela de la Economía del Creyente

41. Sembrando Semillas Espirituales y Financieras

The DCI Logo3,000 paginas gratuitas       

En su Biblia lea en voz alta: el Salmo 1. 

Memorice este versículo: Proverbios 3:1 “No olvides mi enseñanza, sino guarda mis mandamientos en tu corazón, por que ellos prolongarán tu vida y te traerán prosperidad.” 

Luego comente acerca de: Formas de sembrar semillas financieras y espirituales. 

Algo para hacer antes de la próxima lección: Siembre una semilla espiritual y una semilla financiera. 

Diploma escrito: Escriba en columna las razones dadas en la Parábola del Sembrador (Marcos 4: 1-20) por las cuales las personas pierden sus cosechas. 

Medite palabra por palabra sobre este versículo: Isaías 55:10

 

Como creyentes buscaremos un estilo de vida basado en las enseñanzas bíblicas y en particular, sobre lo que la Biblia enseña acerca de los asuntos financieros. La lección anterior nos mostró que la Biblia habla mucho más de las bendiciones financieras de lo que habla acerca de dar, como un granjero recibe más de lo que siembra, enseña que por cada escritura sobre el dar financieramente hay muchas más acerca de recibir financieramente. La Biblia habla acerca de dos tipos de semillas que podemos sembrar como creyentes, primero la Palabra de Dios y luego las finanzas, esta lección examinará cómo sembrar los tipos de semillas y en qué orden. 

Una de las cosas únicas en la Biblia es que hace una extraordinaria declaración sobre sí misma, y promete, además que, a aquellos que vivan de acuerdo a sus mandamientos, conocerán una vida de mucho mejor calidad. En particular las Escrituras citadas a continuación explican una causa y efecto que acontecerá a cualquiera llamado cristiano, si ellos se desean, se preocupan y viven por la Palabra de Dios, serán benditos de Dios.

Observe en la secuencia de textos bíblicos presentados debajo, como cuando usted aplica la Palabra de Dios a su vida, verá la bendición de Dios (solamente tome en cuenta con qué frecuencia palabras como prosperidad, éxito y bendición son usadas). 

Salmo 1 “ Su delicia es la ley del Señor y sobre ella medita día y noche. Es como un árbol plantado junto a corriente de aguas, cosechará su fruto a su tiempo y su hoja caerá. Todo lo que hace prospera” 

Proverbios 3:1 “ Hijo mío, no olvides mis enseñanzas, sino guarda mis mandamientos en tu corazón, porque ellos te prolongarán tu vida con muchos años y te traerán prosperidad”

Josué 1:8 “No permitas que este libro de la Ley se aparte de tu boca, medita en el día y noche, y seas cuidadoso en hacer todo lo que está escrito en el. Entonces serás prosperado y exitoso”

Santiago 1:22,25 “No sean solamente oidores de la Palabra, engañándose a ustedes mismos. Hagan lo que dice la Palabra….Porque el hombre que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad y persevera en ella, no siendo olvidadizo sino hacedor, será bendecido en lo que hace.”

En consecuencia a la luz de las Escrituras que hemos visto, si deseamos prosperidad, éxito y bendición en nuestras finanzas, debemos basar nuestros asuntos financieros en lo que la Biblia dice. Tristemente muchos cristianos quieren la bendición de la que habla la Biblia pero no quieren andar por los caminos de Dios y resisten sistemáticamente dar a la obra de Dios. Simplemente, no hay atajos para la bendición bíblica. Si deseamos experimentar la bendición de Dios, debemos seguir los caminos que Dios ha establecido en las Escrituras. Entre muchas otras cosas, la Biblia es nuestro manual de finanzas, el cual contiene los métodos que Dios ha ordenado, con los que deberíamos manejar nuestros asuntos financieros. 

Hay una fuerte obligación en cada cristiano de estar bien informado acerca de lo que la Biblia enseña y si buscamos la bendición financiera en particular, necesitamos saber lo que la Biblia dice sobre finanzas. La gente dice que la ignorancia es una dicha. En el Reino de Dios la ignorancia te matará (Óseas 4:6 dice: “Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento”) por lo tanto debemos decidirnos a buscar y entender el sistema financiero de Dios y sus leyes.

Una buena pregunta para hacerse a sí mismo si su fe es débil para las finanzas, es el pensar ¿cuántas escrituras sobre finanzas usted ha memorizado? La Biblia muchas veces se refiere a las palabras como semillas y a nosotros como conocedores de la Biblia -mediante la lectura, la meditación, el escuchar y el memorizar- se refiere, en este proceso, como sembradores. 

Por ejemplo una de las parábolas más importantes de Jesús, fue la parábola del sembrador, El mismo declara en Marcos 4:13 que si usted no capta o entiende el significado de esta parábola no entenderá como funciona el Reino de Dios, “¿No entienden ustedes esta parábola? ¿Cómo entenderán todas las parábolas?”

Por consiguiente, la parábola del sembrador es de especial importancia y uno de los temas centrales de esta parábola es que la Palabra de Dios es como una semilla sembrada en el corazón de los hombres. Una referencia anterior en la Palabra de Dios como una semilla que los hombres pueden sembrar en los corazones es Isaías 55:10 “ Como la lluvia y la nieve desciende desde el cielo y no regresan sin regar la tierra y hacerla germinar y producir, así produce semilla al que siembra y pan al que come, así es mi palabra que sale de mi boca” 

Por lo tanto la primer semilla que sembramos es la Palabra de Dios, mediante el conocimiento que las Escrituras dan sobre las finanzas, nos colocaremos es una buena base de lanzamiento para sembrar el segundo tipo de semilla, la semilla financiera. La Palabra de Dios sembrada en nuestros corazones nos dará conocimiento sobre sembrar y cosechar, sobre el tiempo de siembra y de cosecha y el tiempo de dar y recibir. Así, cuando comencemos a dar financieramente, venceremos todo temor o duda, y confiadamente podremos esperar las muchas formas de bendición de Dios, y ver cómo El nos honra por que le honramos a El. 

No solamente necesitamos sembrar en el orden correcto (semillas espirituales y semillas financieras) sino que necesitamos sembrar los dos tipos de semillas- no se puede sembrar un tipo sin sembrar el otro, para lograr conocer y disfrutar la bendición completa de Dios. Por ejemplo, usted podría conocer todo lo que la Biblia dice acerca de dar y recibir, acerca de sembrar y cosechar, pero si usted no da un paso de fe y comienza a dar entonces las promesas de la Biblia no comenzaran a funcionar par usted. 

Por otro lado, si siembra semillas financieras y da regularmente, sin tomar en cuenta el deseo de Dios de que debe cosechar lo que ha sembrado, usted no tendrá fe o la esperanza de ver un avance financiero porque sin fe ( la cual viene sembrando semillas espirituales) no cosechará de parte de Dios (Hebreos 11:6). 

Resumiendo los dos tipos de semillas:

SEMILLA                                     MÉTODOS DE SEMBRAR Financiera (dinero)                      Dando Espirituales (promesas bíblicas)    Memorizando y leyendo

 

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Gambia.

1.305.363 habitantes. 88% musulmán Islam dominante y una iglesia creciente, pero introvertida a pesar la libertad para predicar la Palabra.

© www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Also available in: Inglés, Indonesio