42. La Ley de La Cosecha

De su Biblia lea en voz alta

Gálatas 6:7-10.

Memorice este versículo

2 Corintios 9:6  “Recuerda esto: Cualquiera que siembra escasamente también recogerá escasamente, y cualquiera que siembra generosamente, también generosamente segará”.

Luego comenten sobre esto

Relaten  testimonios unos a otros, de cuando ustedes han dado  y recibido.

Algo para hacer antes de la próxima lección

Compren un paquete de semillas y plántenlas y dejen que ellas sean un recordatorio del dinero que han dado.

Diploma escrito

Escriban una lista de las formas en que las leyes que gobiernan las finanzas son similares a aquellas que gobiernan los cultivos.

Mediten palabra por palabra en este versículo

Proverbios 11:24.

 

Cuando ustedes dan financieramente, la Biblia lo relaciona con siembra, como el texto de más abajo lo demuestra. Así como hay leyes que gobiernan los cultivos y las cosechas, hay leyes que gobiernan la siembra de semillas financieras y la cosecha financiera. Esta sección tratará de establecer paralelos entre las leyes espirituales y naturales de siembra y cosecha,  a pesar de que la intención no es llevar la analogía demasiado lejos, hay algunos paralelos que pueden ser descritos.

Gálatas 6:7  “No os engañéis. Dios no puede ser burlado. El hombre cosecha lo que siembra”.

2 Corintios 9:6 “Cualquiera que siembra generosamente cosechará generosamente”

Las leyes operan aunque las conozcamos o no. Génesis 8:22 muestra que las leyes naturales de tiempo de siembra y cosecha permanecerán siempre en el mundo natural. De igual manera, sembrar y cosechar, dar y recibir son leyes financieras que siempre gobernarán en el mundo espiritual. La ignorancia de estas leyes será para nosotros una desventaja.  Óseas 4: 6 dice: “Mi pueblo pereció por falta de conocimiento.

Las leyes operan para cualquiera y son aplicables a todos. Si un granjero rico y un granjero pobre siembran la misma cantidad de semillas en el mismo suelo recibirán igual volumen de cosecha. Si un granjero y una granjera siembran la misma cantidad de semilla recibirán igual volumen de cosecha. Si un granjero negro y un granjero blanco  siembran la misma cantidad de semilla recibirán el mismo volumen de cosecha.  Las leyes de siembra y de cosecha no son racistas ni hacen distinción entre sexo, funcionarán para cualquiera que las active.

Acaten las leyes y serán bendecido

Un mero conocimiento de las leyes no hará que  la cosecha venga hacia usted por sí misma, las leyes de siembra y cosecha demandan de nosotros el cumplimiento y  seremos en consecuencia  bendecidos. Las leyes de siembra y cosecha no son para penalizarnos sino para nuestro beneficio, mas debemos activarlas  para que funcionen a nuestro favor.

Si usted no siembra nada no cosechará nada.

¡Esto suena tan obvio que no merece la pena ni aún mencionarlo! ¡Pero aún hay multitudes de cristianos quienes no han dado una moneda a Dios y aún oran, profetizan, ruegan, suplican, exigen y resisten al diablo para obtener una cosecha! No hay cosechas sorpresa en el reino natural si usted no ha sembrado ni siquiera una semilla, y tampoco hay cosechas sorpresa en lo espiritual si usted no ha sembrado.

Su cosecha está en proporción directa con su siembra.

2 Corintios 9:6 dice “El que siembra escasamente también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”. Si usted ha visto una firme oleada de pequeñas cosechas financieras y está listo para ver una gran oleada de cosechas financieras, por lo tanto  usted necesitará sembrar una buena cantidad de semillas financieras.

Siembre semillas con conocimiento  y producirá una cosecha.

Ningún granjero siembra las semillas y se aleja olvidándose del campo- él  lo cuida para que produzca una buena cosecha. Si usted ha sembrado semillas financieras no se  olvide de ellas – el dinero tal vez deje su mano pero no deja su vida, el dinero va desde su presente a su futuro, espere una cosecha!

Siembras espasmódicas llevan a cosechas espasmódicas.

Si un granjero siembra semillas en la mitad de su campo y no en la otra mitad el solo recibirá una cosecha parcial. De la misma manera,  si usted solo da ocasionalmente, no se está colocando en una posición de recibir una firme oleada de bendiciones.

Seleccione un buen suelo donde sembrar.

Ningún granjero escogería sembrar su semilla en un surco sucio o en una carretera de cemento, cuando él ha tenido una porción de tierra con suelo fértil en la cual sembrar – indiscutiblemente el sembraría  en el lugar que le dará  una mayor recolección. Por lo tanto debería ser muy cuidadoso en dar a la iglesia, organización, misionero, etc. alguien que le devolverá lo mejor por su dinero ganado con esfuerzo -porqué malgastar en iglesias o ministerios infructuosos?

Buenas semillas producen una buena cosecha.

Dé a Dios lo mejor y siembre sus mejores semillas – dé a Dios los diezmos de todo y ofrendas rebosantes, generosas de lo mejor, y créale a Dios por muchas y variadas bendiciones que le serán devueltas. Deténgase  un momento para asegurarse que ha dado lo mejor a Dios y El se detendrá para devolverle lo mejor de El.

Semillas malas producen una mala cosecha.

Si usted está sembrando con injusticia en sus finanzas, esta le volverá multiplicada en forma de necesidad financiera en lugar de una buena cosecha. Evalúe cuidadosamente si hay algún área de injusticia financiera en la que pudiera estar sembrando malas semillas y  por lo tanto recogiendo una cosecha amarga. Un cristiano que permite injusticia financiera es similar a un granjero que siembra espinos en medio de sus cultivos.

Respete el tiempo de siembra y cosecha.

Cuando fue la última vez que vio a un granjero sembrar en un día domingo e intentar cosechar el lunes por la noche! Desafortunadamente, muchos cristianos ofrendan el domingo a la noche y buscan un sobre lleno de dinero en efectivo el lunes a la mañana. Gálatas 6:7-10 nos muestra que hay una cosecha que llega en un momento apropiado cuando Dios considera  el tiempo justo de  entregarla – espere pacientemente su cosecha!

La cosecha es gradual.

Jesús habló de cosecha gradual en Marcos 4:28 cuando dice “La tierra lleva fruto de sí,  primero el tallo, después el grano lleno en la espiga”. Antes que ver un tremendo milagro financiero, probablemente primero aparecerá una firme corriente de bendición en su vida a medida que su cosecha crece  a la madurez.

Cada semilla se reproduce a sí misma.

Si un granjero quiere naranjas  él no plantará semillas de manzanas dado que cada semilla se reproduce a  sí misma.

Por lo tanto si usted quiere bendiciones, siembre bendiciones,  si usted quiere amistad siembre amistad en la vida de otras personas, si usted quiere que las personas sean amables con usted, sea amable con las personas. Cada semilla produce fruto el cual contiene más semillas con las cuales volver a sembrar.

Jesús dijo en Juan 12:24 “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda solo una semilla. Pero si muere, produce muchas semillas”.

Tales son las leyes de siembra y cosecha que si usted planta todas las semillas producidas de una semilla inicial podría llenar completamente todo un campo partiendo de una sola semilla.

No coma toda su cosecha.

2 Corintios 9:10 dice “y el que da  semilla al que siembra y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera y aumentará los frutos de vuestra justicia”

Por lo tanto Dios pone dinero en nuestras manos por dos razones:

  1. Pan para comer, es decir para las necesidades diarias.
  2. Semilla para sembrar, lo que significa dinero para invertir en  su Reino.

Si eligiésemos comer todas nuestras semillas, no dejaríamos nada para sembrar y así tener futuras cosechas, cuando usted cosecha financieramente asegúrese de diezmar sin demora.

No espere hasta tener hambre para sembrar.

Si usted quisiera un pastel de manzana el domingo a la noche no sembraría una semilla de manzana el domingo a la mañana.  Sin embargo muchos cristianos esperan un desastre financiero para comenzar a sembrar semillas financieras con la esperanza de salir del tremendo lío en que están. No espere los tiempos malos para comenzar a sembrar, al contrario siembre en los buenos tiempos y también en los tiempos malos, de hecho siembre en todo tiempo así usted tendrá cosecha constante.

Desarraigue cualquier maleza  que pueda ahogar su cosecha.

Jesús nos advierte en Marcos 4:19 acerca de la injusticia financiera funcionando como maleza, “pero los afanes de este siglo y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra y se hace infructuosa”. La injusticia financiera ahogará y matará nuestras cosechas, por lo tanto necesita ser quitada de raíz de nuestras vidas.

 

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Ghana

20.212.495 habitantes,  63%  cristianos, 21% musulmanes. Tensiones entre cristianos y musulmanes Creciente nivel de niños abandonados.

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Also available in: Inglés, Indonesio