62. Ministrando Como Un Enviado

Lea en su Biblia en voz alta

Romanos 10:14-15

Memorice este versículo

3 Juan 6:4 “Harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a dios para que continúen su viaje”.

Luego conversar acerca de

¿Cómo podemos colaborar más con la misión de sembrar a través del envío de dinero en lugar de ir nosotros?

Algo para hacer antes del próximo encuentro

Cortésmente preguntar a los más antiguos (ancianos si los hay) de su iglesia cuál es el rol que la iglesia tiene orientado a la gran comisión, si se está haciendo algo en función de ésta.

Manifiesto escrito

Referente a Romanos 10:14-16, debatir como el proceso de salvación comienza con álguien que es enviado primero.

Medite palabra por palabra en este versículo

Filipenses 4:16

 

Habiéndonos centrado primeramente en la gran comisión, ésta sección analizará “la ofrenda y la gran comisión” y específicamente el rol de ser útil y servir como un enviado, ofrendando tanto que algún otro con su don de misionero u apóstol pueda ir y evangelizar a los grupos no alcanzados aún.

La primera referencia misionera para esto de las escrituras es Romanos 10:13,

Todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo pues invocarán a aquel del cuál no han creído? ¿Cómo creerán en aquel de quién no han oído? ¿Cómo oirán sin haber quién les predique? y ¿Cómo oirán si no fueren enviados?

En la lista siguiente están las principales palabras de Romanos 10:13, pasaje el cual muestra el proceso de salvación (como son alcanzados y salvados).

El proceso completo comienza a través de alguien enviando un predicador ó misionero. El que envía necesita un misionero para salir al campo misionero y el misionero necesita de alguien que lo envíe y lo sostenga, cuando esta sociedad entra en acción entonces el evangelio puede ser extendido por todo el mundo, pero para el comienzo de esto tienen que existir quienes envíen a los misioneros.

Salvar > Llamar > Creer > Oír > Predicar > Enviar

Tal vez el mejor ejemplo bíblico de servir como un enviador es Gayo, de quién la tercera epístola de Juan está escrito. El trasfondo de esta carta es que los predicadores que andaban fuera enviados por Juan eran rechazados y excomulgados por Diótrefes, verso 9. Pero Gayo les había mostrado a éstos enviados su hospitalidad y Juan lo exhorta a seguir haciéndolo en el verso 6 cuando dice: “ Y harán bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios para que continúen su viaje, por que ellos salieron por amor del nombre de él, sin aceptar nada de los gentiles.“

Seguramente esto incluía hospitalidad, amor, ánimo y oración pero probablemente la mejor forma en que Gayo puede enviarlos por sus caminos de misioneros expedicionarios, seguro pudo haber sido a través de una ayuda económica (una ofrenda). Un ejemplo más de esto fue Tito, a quién Pablo exhorta en: Tito 3:13 para proveer a los compañeros creyentes:

A Zenas intérprete de la ley, y a Apolos, encamínalos con solicitud, de modo que nada les falte.

Cuando los creyentes que individualmente pueden servir como enviadores, bíblicamente vemos que las iglesias lo hacían, cuando esto ocurre es grandioso, por que ayudan al sostén de los misioneros y a la gran comisión de Mateo 28:18-20; pero seguramente lo mejor de Dios es cuando las iglesias enteras contribuyen a esto financieramente, sosteniendo el trabajo misionero a lo ancho del mundo.

Por ejemplo cuando Pablo y Bernabé dejan la iglesia de Antioquia en su primer viaje misionero, la iglesia contribuyó para el envío. Hechos 13:3 dice “ Entonces habiendo ayudado y orado, les impusieron las manos y los despidieron”: Si leemos en el libro de los Hechos podemos encontrar más ejemplos de Pablo y Bernabé siendo ayudados por la iglesia. Hechos 15:3 dice: “ Ellos, pues habiendo sido encaminados por la iglesia “. Además en sus cartas a los Filipenses, Pablo encomienda a la iglesia filipense acerca del soporte económico de su ministerio.

Filipenses 4:16: “Pues aún a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades”.

En efecto hay tres ejemplos más cuando Pablo se refiere a la asociación de enviador, dador y misionero; en particular al caso de las iglesias sosteniendo y enviando misioneros. Pablo, ve esto desde el punto de vista de alguien siendo enviado a un viaje misionero y escribe de su deseo y esperanza de ver que las iglesias lo sostengan económicamente.

Para aquellos de nosotros quienes intentamos emplear un estilo de vida de ofrendar, entonces esta área de envío y sostén de misioneros es la mejor área para ser sostenida por nuestra ofrenda.

Tristemente muchos misioneros nunca llegan al campo de misión y eventualmente pueden partir debido a la falta de finanzas. Quienes tienes tenemos el don de ofrendar podemos apuntar hacia esa dirección.

Romanos 15.24 “por que espero verlos al pasar, y ser encaminado allá por vosotros”.

1 Corintios 16:6 “Quizás me quedo con vosotros, o aún pase el invierno, para que vosotros me encaminéis a dónde haya de ir”.

2 Corintios 1:16 “y por vosotros pasar a Macedonia, y desde Macedonia venir otra vez a vosotros y ser encaminado por vosotros a Judea”.

Esto fue dicho de un Cristiano quien regularmente solía dar para una misión que él llevaba a cabo, mucho más a través de su contribución económica, para la visión de la gran comisión cumplida, como si él hubiese ido y sido un misionero.

No todos son llamados a ir y ser un misionero, hay quienes primero son llamados en la vida para dar dinero a misioneros y sostenerlos, a tal punto que quizás les sea revelado ir al campo misionero.

Si usted es llamado a servir como un enviador y dar para alguien con una unción apostólica y misionera para ir y trabajar en el campo misionero, usted puede alcanzar algún país o continente del mundo aún cuando usted no haya ido nunca ahí.

El mismo autor al momento de escribir ha dado para el trabajo de Dios en casi 20 países y tenido eventualmente un sueño de dar financieramente para el trabajo de Dios en todos los países del mundo.

 

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Laos

5.433.036 de habitantes, 61% de budistas,  la iglesia cristiana crece a pesar  de la persecución intensa que el gobierno comunista ejerce sobre los creyentes.

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés Indonesio