63. Apresurando O Retardando La Venida De Jesús

En tu Biblia lee en voz alta

1 Tesalonicenses 1:9-10

Memoriza este verso

2 Pedro 3:12 “esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán”

Después comenta lo siguiente

Estamos esperando por Jesús o El esta esperando por nosotros.

Haz esto para la siguiente lección

Ora por el liderazgo de la iglesia de modo que tu iglesia juegue una parte muy importante en la venida de Jesús.

Trabajo escrito para Diploma

Escribe en una hoja tamaño carta lo que debemos hacer para apresurar la venida de Jesús.

Medita palabra por palabra el siguiente verso

2 Timoteo 4:8

 

En no menos de nueve lugares la Biblia se refiere al hecho de que un cristiano debe mantener su mirada hacia el futuro, trabajando por la segunda venida de Jesús a la tierra. Estas citas se encuentran en otra sección. En la abundancia de las Escrituras una de ellas nos proporciona una visión abundante de la segunda venida de nuestro Señor Jesús.

2 Pedro 3:12 “esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!”

Entonces aparecerá el Cuerpo de Cristo y le veremos tal cual es Ciertamente cada cristiano individualmente puede afectar la venida de Jesús a la tierra. Puesto que las Escrituras han dicho que podemos apresurar o acelerar la venida de Jesús a la tierra o demorarla, de igual manera – podemos obstaculizarla y la retrasamos. El plan divino de Dios por lo tanto esta enfocado a la tierra y está limitado a las actividades de la iglesia en la tierra hasta el punto que la iglesia decida.

Puesto que la Biblia retrata esta verdad real que el cuerpo de Cristo pueda ayudar u obstaculizar la venida de Jesús, cómo podemos saber si nosotros los cristianos individualmente estamos haciendo nuestra parte? Puesto que se ha visto que la Gran Comisión debe ser terminada antes de que Jesús vuelva y cada uno tenemos que hacer nuestra parte en la terminación de la Gran Comisión. Solo se puede llegar a una sola conclusión

Los que están cumpliendo fielmente su parte en la Gran Comisión son los que facilitan, permiten y apresuran la venida de Jesús a la tierra y son aquellos que no se esconden y evitan la venida del Señor. Como un ejemplo consideremos aquellos que han sido llamados para servir como apoyo para enviar siervos y ayudan financieramente para apoyar misioneros y predicadores que llevan la Palabra de Dios. Al no apoyar los misioneros y predicadores, estamos demorando la venida del Señor

Por otra parte, el atraso en el envío de misioneros al campo de la misión conducirá a un atraso al no llegar a los grupos no alcanzados, que son personas que no han recibido el Evangelio y esta situación atrasa la venida del Señor Jesús a la tierra. Si usted ha sido llamado a servir o para ayudar misioneros y predicadores, atrévase a dar su dinero para la causa y así no obstaculizará la venida de nuestro Señor Jesús.

¿Estará Dios pidiendo mucho cuando le solicita su ayuda monetaria, cuando le pide que comparta con El un poco de lo mucho que le ha dado, para llevar la Luz de Jesús a esos que andan en tinieblas y llevarles el Evangelio? ¿Qué es un regalo de dinero comparado con el regalo de la vida eterna que El nos ofrece? ¿Si los mártires se entregaron todos ellos, como es posible que nosotros no podemos dar algo. Y así hacer nuestra parte para evangelizar el mundo?

Se puede justificar que hay otras maneras que los que son llamados para servir como los enviados pueden obstaculizar la venida de Jesús con solo negar su ayuda financiera. Quizás la manera más grande que sucede ésta es cuando el dinero que se debe dar específicamente al campo extranjero de la misión se da en su lugar a otro ministerio en el país.

¿Si el llamado de Cristo es llevar el Evangelio los que nunca lo han oído porqué entonces invertir su dinero en llevar el evangelio el lugar que lo tiene ya, cuando hay millones de personas que nunca lo han escuchado la Palabra y necesiten misioneros para ser evangelizados?

Si la palabra evangelismo es lo primero, debemos concentrar nuestra ayuda a las misiones y dejar que otros que no tienen esta visión, contribuyan a otras causas. Siempre habrá suficiente trabajo en la Obra de dios para aquellos que se ocupan de la Obra antes.

Muchos obstáculos se enfrentaran y solamente la minoría pudiera estar interesada en La Gran Comisión.

Deje a los que no tengan la visión, los que no sepan el programa del Dios, déjelos dar a muchas causas dignas en su país, pero aquellos de nosotros que hemos oído la llamada del Dios, concentrémonos en trabajo pionero en las regiones más allá. Pongamos nuestro dinero en una cosa y una cosa solamente, alcanzar miles de personas no evangelizadas y que no conocen la Palabra de Dios

Hay muchas personas sin una visión, que son movidos por súplicas y dan un poco aquí y un poco allá, y dan muy poco para la expansión de Evangelio, mientras que podrían poner todo en la consecución de la Obra mas importare y ver que un país entero pueda ser evangelizado. Hay quienes podrían tener el tremendo gozo de apoyar decenas o cientos de misioneros en territorio pionero, que están dando hoy a cientos y miles. Vea el libro – una pasión por las almas de Oswald J. Smith.

¿Quizás usted ha dado fielmente al trabajo en su lugar por años y usted ha utilizado sin duda alguna su dinero para ver las almas salvadas en sus áreas locales – pero qué ha hecho usted para los fuera de su área local que nunca han oído el evangelio?

En el corto tiempo que queda porqué no ser específico y enfocar su dar no a los que ya tienen el Evangelio sino invertirlo en la Comisión mas grande que se nos haya dado en alcanzar a los aún no alcanzados.

 

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Líbano

3.281.787 personas, 31% cristianas para alcanzar la iglesia en el Medio Oriente. Iglesia debilitada por la emigración.

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés Indonesio