56. El Dar y Otros Regalos Espirituales

Lea en su Biblia en voz alta

Lucas 8:3

Memorice este Verso

2ª Corintios 8:4 “pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos”.

Luego de esto hable acerca de

Las diversas maneras y formas de ser un dador.

Algo que hacer antes del próximo estudio

Puesto que la Biblia nos anima a practicar la hospitalidad (Romanos 12:13), invite a alguien de alrededor para una comida.

Trabajo Escrito

Escriba cómo el don de dar se puede utilizar conjuntamente con otros regalos espirituales.

Medite Palabra por Palabra este Versículo

Romanos 12:13

Habiendo establecido que dar es un deber de todo creyente, existe el don espiritual específico de dar. Esta sección considerará cómo el don de dar funciona en forma práctica y que algunos de los otros dones espirituales pueden ser utilizados conjuntamente con él. A menudo, los dones espirituales se pueden utilizar juntos, por ejemplo, un Pastor podría tener una Palabra de Conocimiento sobre otra persona que necesite ser sanada de una enfermedad y después ministrar el don de Sanidad sobre su vida.

cSi su don espiritual básico es el don de dar puede manar el uso de él conjuntamente con otros dones espirituales y puede hacerlo en una variedad de maneras creativas. ¡Consideremos a algunas de ellas!

El don de dar se menciona en Romanos 12:8, aunque en ese mismo verso se menciona otro regalo espiritual que lo implica – a saber el don de la Misericordia, que se puede ligar a menudo con el don del dar. Por ejemplo, usted puede oír hablar de una situación desesperada en el campo misionero, como ser la necesidad de construir un orfanato para cuidar niños abandonados; como resultado de mostrar el don de Misericordia usted podría conmoverse dentro suyo y tendrá un fuerte deseo de ayudar a esos huérfanos; a esas alturas el don de dar puede también ser manifestado y su corazón no se quedará solo en buenos deseos, sino que enviará una gran donación para ayudar en la construcción del orfanato.

De esta manera, ambos dones (misericordia y dar) pueden ser usados al mismo tiempo y complementarse mutuamente. Con tanta dureza, amargura y egoísmo en el mundo de hoy, derramando los dones de Misericordia y de Dar será como esparcir el ungüento del amor de Dios en las heridas que lastiman a tantos hombres y mujeres.

Otro don que se puede utilizar conjuntamente con el don de dar es la hospitalidad – puede que sea una sorpresa para algunas personas que la hospitalidad sea un don espiritual y una sorpresa mayor aun concluir que también en nuestra actualidad sigue siendo uno de los dones que Dios nos ha dado!  El capítulo 12 de Romanos enumera los dones espirituales y en el verso 13 dice: “compartiendo para las necesidades de los santos, practicando la hospitalidad”.  Además, 1ª Pedro 4:9-11 también habla de los dones espirituales y el verso 9 dice: “Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones”, y Hebreos 13:2 dice: “no os olvidéis de la hospitalidad porque por ella algunos sin saberlo, hospedaron Ángeles”.

Por lo tanto, usted podría tener el gozo de abrir su hogar y de alimentar a mucha gente sola que pueda haber en la iglesia, algunos que no tienen familia propia, o estudiantes con poco dinero o extranjeros que primera vez que visitan su país. Ha sido el placer del autor venir en ayuda de la gente de tan lejos como Etiopía, Japón, Corea, Rusia y Liberia – dando financieramente para que les sea comprada comida para ellos y así ampliar el amor de Dios para sus vidas.

¿Quizás hay algunas personas en su congregación a quienes usted pueda amar por medio de una buena comida o donación? Por qué no las busca después y practica el don de la hospitalidad.

Otro punto sobre el don de dar es que se trata solamente de un tema financiero sino que puede ser utilizado de diversas maneras y el Espíritu Santo le guiará sin duda alguna para ser creativo y para dar en diversas formas. Parecería que esto está referido en las Escrituras como “ministrar a los santos” o “lavar los pies de los santos” o “servir a los santos” – como la Escritura abajo lo sugiere.

Por lo tanto, el don de dar no se puede expresar apenas financieramente sino en muchos diversos actos de generosidad y de buenos hechos, actos de amabilidad e incluso regalos materiales. Si usted se propone ejercitar este don entonces seguramente no habrá escasez de oportunidades para mostrar así el amor de Dios a la gente – dependiendo de la capacidad de sensibilidad de sus ojos para verlos.

2ª Corintios 8:4 “Pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos”.

2ª Corintios 9:1 “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”

1ª Timoteo 5:10 “Que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos; si ha practicado la hospitalidad; si ha lavado los pies de los santos; si ha socorrido a los afligidos; si ha practicado toda buena obra”.

Una de las cosas extremadamente únicas sobre este don del Dar en el contexto de ministrar o servir a los santos se puede ver en el ministerio de Jesús. Jesús operó indudablemente los dones espirituales: profecía, palabras de la sabiduría y conocimiento, sanidad y milagros, que penetraron en la vida de la gente, sin embargo, éstos no son virtualmente ningún ejemplo de Jesús mismo como beneficiario del don espiritual en cuestión.

La excepción a esto la vemos cuando Juana, Susana, y otras mujeres apoyaron a Jesús que derramaron en El este don de dar, por ejemplo en Lucas 8:3 dice que estas mujeres “le servían de sus bienes”. Por lo tanto, si el Hijo de Dios necesitó ser bendecido con el don de Dar mientras estaba en la tierra ¡cuánto más los pobres, la viuda y el huérfano necesitarán de este don!?

Hemos visto, de esta manera, que el don del Dar se puede utilizar conjuntamente con otros dones espirituales similares tales como hospitalidad y mostrar misericordia, por otra parte, podemos llevarlo a cabo de diversas formas, en aspectos mas allá de lo puramente financiero.

Por ejemplo, usted puede dar dinero, alimento, ropa, regalos o realmente cualquier clase de provisión – que no se limita exclusivamente a una cantidad determinada de dinero. ¡La mayoría de los cristianos buscan razones para no dar su dinero y posesiones a favor de la obra del evangelio – sin embargo si usted tiene el don del Dar entonces seguramente esta clase de actitud será ofensiva!

Pero usted salga y busque razones y motivos para dar, busque maneras creativas de dar, no apenas de su dinero sino todo tipo de dar que también son maneras de hacer el bien. Busque gente y oportunidades para dar, para hacer de su mayor interés el ser un gran donante y una bendición para todos los que están alrededor de usted tanto como le sea posible.

 

La Casa de la Oración para las Naciones Más Pobres

Oración por Kenia

30.080.372 personas, 78% de la población es musulmana Pida fortaleza para la Iglesia de África Potencial ejército misionero esperando ser enviado..

Información de la oración © www.operationworld.org

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés Indonesio