¿Diezmar o Dar?

 

UN BOSQUEJO PARA UNA ANIMADA DISCUSIÓN EN UN GRUPO CASERO O ESCUELA BÍBLICA.

“Yo fui a una conferencia sobre libertad financiera y me he sentido muy desafiado.  He estado dando a la iglesia, a un orfanato y a un centro de rehabilitación, lo cual suma 10% de mis ingresos netos.  Me dijeron que esto no es diezmar del todo.  Yo nunca miré mi ingreso bruto y tengo que admitir que hacer eso me intimida.  ¿Cómo puedo ser capaz de dar 10% del ingreso bruto?,  ¿Necesito incluir en mis cálculos la mantención y el beneficio para los hijos que yo recibo, ya que éste es pagado para los hijos?.  Quiero estar seguro que estoy correcto en mi obediencia, entonces tomaré un gran respiro y un gran paso de fe.”

OK, es una pregunta difícil, de la clase que tiene más de una respuesta, y todas ellas son correctas, dependiendo del predicador o maestro que Ud.oiga.  Yo sé lo que muchos profesores y pastores dicen acerca del diezmo bruto o neto y es muy bueno.  Ellos simplemente preguntan si Ud. desea ser bendecido en neto o en bruto?.  La Sección de la Escuela de Economía en este sitio web dice cosas muy similares y va mas allá que unos pocos pasos adelante, y es más lo que el autor vive que lo que dice.

JUSTO ENTRE USTED Y YO…

Extraoficialmente y justo entre Ud. y yo, y esto no es la “palabra del Señor”, yo no soy muy entusiasta por diezmar y le diré por qué.  Es definitvamente una práctica del Antiguo Testamento que alcanzó hasta el tiempo de Jesús, no hay duda.  La única duda es cuánta gente fuera de los fariseos lo hacía, de ahí el reproche del Señor en Malaquías 3:8 de que le habían robado.

Lea Malaquías 3.  Si solamente para recibir las muy reales promesas para la gente, era que hacían lo que debían hacer. Diezmar es sin dudar un principio del Nuevo Testamento que fue traído sobre las nuevas iglesias, pero hay muy poco escrito en el Nuevo Testamento que nos diga algo más sobre lo que los primeros creyentes hacían. ¿ Era una práctica olvidada por eso ningún hermano la menciona, o era tan común que no merecía que se la mencionara?

El problema para mí es que si Ud. pregunta sobre el bruto versus neto, y meticulosamente agrega el beneficio de los hijos, el dinero devuelto de las tarjetas Visa, puntos del supermercado, descargos de las estaciones de bencina y todo lo demás, entonces Ud. rápidamente corre el riesgo de perder la alegría de diezmar y pagará un impuesto calculado que pretende agradar al Señor.  Con lo cual Ud. se encuentra de vuelta con los fariseos que diezmaban hasta la última semilla, pero olvidaban los temas realmente importantes: la misericordia, el amor y la justicia.

En mi humilde opinión, que fácilmente puede estar equivocada, el Nuevo Testamento promueve lo siguiente:

1.- EL HECHO DE QUE TODO PERTENECE A JESÚS.

No 10%,  no 20%, no 90%.  El tiene el derecho soberano para pedir el total. (Ia Corintios 6:19).  Asi puede bien rendir a El en oración desde el principio, y entonces a menudo, y seguir adelante con la convicción de que dar viene del Espíritu Santo (no necesariamente visitanto predicadores, vea IIa. Corintios 9:7, en el Mensaje.

Yo nunca olvidaré uno de los más bien conocidos predicadores de la TV en un momento de descuido diciéndole a Miguel Diez, el fundador de Remar, con 36.000 personas siendo cuidadas gratis en 52 países, cómo él daba 10% de sus ingresos  a la iglesia y 10% a las misiones él mismo y otros.  Miguel Diez simplemente le preguntó por qué él tomaba tanto del Señor, a lo cual no le respondió.  Quedó sin habla.

2.- DAR EN FORMA GOZOZA Y EXTRAVAGANTE A LA CAUSA DE CRISTO.

Ya sea para misiones, para  los pobres o para el mantenimiento de la iglesia y sus trabajadores (IIa.Corintios 9:6-15).  Ahora yo veo el diezmar como parte del dar en forma gozoza, pero dar con la seguridad que no empieza y termina con una ofrenda de 10% a la iglesia local, fuera del deber o bajo presión de las demandas de la membresía, ni por otras razones.

“Aún fuera de la más severa prueba, su desbordante alegría y su extrema pobreza se derrama en rica generosidad.  Para testificar que ellos dieron más de lo que eran capaces, y aún más allá de sus fuerzas. Totalmente de ellos mismos, ellos urgentemente alegaban por el privilegio de compartir en este servicio a los santos.  Y ellos no hacían como nosotros pensábamos, sino que  ellos se daban a sí mismos primero al Señor y luego a nosotros de acuerdo a la Voluntad de Dios. (IIa Corintios, cap. 8 y 9).”

Personalmente siento que diezmar como una parte obligatoria de seguir a Jesús, no son buenas noticias para los pobres del mundo que literalmente cuentan cada último penique.  Por otra parte, diezmar son muy buenas noticias verdaderamente para los ricos que reembolsan y aún ni por un momento echan de menos 10% de $100.000.- + el salario, especialmente si ellos consiguen una contribución adelantada para dar.

Yo igualmente sé que cuando damos, Jesús promete devolvernos y aún más, y en esa promesa está la semilla que trae la cosecha para el hombre pobre, pero sin embargo yo siento que hay algo que falta aquí.  Es por alguna razón que a Jesús no le gusta pedir un rígido 10%, es por alguna razón para mí, que falta el ritmo sin fuerza de gracia y alegría.

Ud. hace bien al empezar a dar con el diezmo…

Si Ud. va a diezmar meticulosamente, obviamente Ud. hace bien, proveer es una parte de un cuadro más grande, y así Ud. cae en la trampa del pensamiento legalista y paga justo un 10% de impuesto a la iglesia.  Eso es triste, oneroso y desastroso.  Vaya primero al Señor con toda su realidad y números y vea cómo El lo guía, entonces Ud. puede respirar hondo y hacerlo a SU MANERA.  María consiguió hacer lo correcto en Juan 2:5, cuando ella les dijo “Haced todo lo que El les diga”.

Les Norman

Fundador del Consorcio DCI Apoyo Global para el mundo de las misiones desde 1985.

Social Share Toolbar

Tambien se dispone en: Inglés Francés Indonesio Portugués, Brasil